Cambios de hábitos que te permitirán adelgazar Aun no tiene Votaciones

Cambios de hábitos que te permitirán adelgazar En gran medida, tener un peso equilibrado depende más de seguir unos buenos hábitos que de hacer puntualmente dietas de adelgazamiento, y además supone una manera más saludable y equilibrada que nos ayudará a sentirnos mejor sin esfuerzos ni sacrificios Ofrecemos algunos consejos sencillos que nos nos costará nada seguir y en cambio en poco tiempo nos permitirán ir bajando de peso

No hace falta llenarse del todo Tenemos que educar a nuestro estómago, ya que éste se adaptará a las cantidades que le demos habitualmente Además, deberemos evitar pasar de ese momento en el que comemos por comer No es muy difícil acostumbrarnos a no llenarnos del todo, si no a quedarnos con un poquito hambre Un truco para cuando nos cueste consiste en tomar una infusión digestiva después la comida

Masticar las bebidas, beber los alimentos Con esta pauta debemos entender que comer rápido engorda y además no nos nutre En realidad, la digestion empieza en la boca, ya que la saliva contiene enzimas que inician el proceso digestivo Cuanto mejor mastiquemos los alimentos, mejor los asimilaremos y, además, comeremos menos cantidad Está demostrado que el hambre dura entre 15 y 20 minutos

Si hemos comido sin prisa, pasado ese tiempo no tendremos necesidad de seguir comiendo Comer más proteína En este artículo explicamos los beneficios de comer suficiente proteína diariamente, en vez de abusar de los carbohidratos (pan, bollería, pasta, etc) como sucede habitualmente La proteína, tanto vegetal como animal, nos ayudará a perder peso, reducir la cintura y tonificiar y dar firmeza a nuestra musculatura

Aprender recetas saludables El interés por la cocina será un punto positivo a la hora de descubrir nuevas recetas saludables con ingredientes que antes no usábamos, y que nos ayudarán a perder peso, como son: Bebidas vegetales de arroz, de avena, etc Algas (el alga agar-agar nos permite realizar recetas sorprendentes y muy ligeras) Especias: jengibre, canela, cardamomo, curry, cayena… Cereales integrales menos conocidos: mijo, trigo sarraceno, quinoa, etc Batidos de frutas

Dejar la comida ya preparada Muchas veces lo que nos engorda es que tenemos hambre y sin embargo no tenemos nada preparado, y terminamos comiendo rápido cualquier cosa que nos engorda Por eso una solución es cocinar siempre más cantidad y tener algo en la nevera, como jugos naturales, compotas de frutas, cremas de verduras, ensaladas, etc Cuidado con las combinaciones Combinar muchos alimentos diferentes en una misma comida, como sucede generalmente en banquetes y celebraciones, es una de las cosas que más causan sobrepeso y además afectan a nuestra salud

Aunque siempre habrá excepciones, intentaremos siempre que sea posible que una comida incluya algo vegetal, algo de hidratos de carbono y algo de proteína Evitar los alimentos refinados No nos cuesta nada optar siempre por lo integral El paladar también se educa, y es posible que a la larga incluso disfrutemos más del sabor de los alimentos completos, que no sólo son ricos en fibra y son más saciantes, sino que también contienen más vitaminas y minerales Las infusiones

Acostumbrarnos a beber infusiones de plantas medicinales nos ayudará a llenar nuestro estómago entre horas y además a disfrutar de sus beneficios para la salud Las podemos tomar frías o calientes, combinadas con limón y endulzadas con estevia Recomendamos por ejemplo la de peladura de cítricos, de hueso de aguacate, las infusiones para el hígado o las digestivas La cena engorda El ritmo que llevamos marca el gasto energético que necesitamos en cada momento, y todo aquello que comamos por la noche generalmente ya no lo gastamos, por lo que conviene cenar ligero y temprano, a ser posible antes de las 8 de la tarde

Además, en las horas de la madrugada es cuando según la Medicina Tradicional China trabajan el hígado y la vesícula, por lo que no debemos estar digiriendo una comida para que puedan regenerarse correctamente Beber mucho agua El agua limpia nuestro organismo y llena nuestro estómago cuando tenemos ganas de picar algo pero en realidad no tenemos hambre Muchas veces tenemos sed y nuestro cuerpo confunde la señal Por eso proponemos beber un vaso de agua siempre que queramos picar algo

Si después seguimos teniendo hambre, podemos optar por algo saludable como hemos comentado en el punto anterior Imágenes por cortesía de n_sapiens, Tim Patterson y latanadelriccio

Te Gusto?